EL DISEÑO TIENE UN MES, OCTUBRE 

Texto: Fernanda Sela.
Fotografía: Cortesía.

mam diario 1 hd.jpg

 

Es oficial. Nuestra ciudad, nombrada a mediados del año pasado Capital Mundial del Diseño 2018, vive su mes más intenso en cuanto a esta disciplina se refiere. Es en esta época del año cuándo ferias, mercados y festivales chicos, grandes y medianos, coinciden para celebrar el diseño y sus diferentes manifestaciones en sedes que recorren la capital.

 

El diseño en la CDMX está en todos lados y convivimos con él todos los días. Por eso es relevante hablar de lo que aquí acontece. Más allá de la tradición artesanal que nos caracteriza, somos un país donde el compromiso con la creatividad es evidente. Y los eventos de este mes, que promueven todo tipo de productos con el sello hecho en México, es una oportunidad para demostrarlo, pero, sobre todo, para posicionar a la Ciudad de México como una ciudad diversa y contemporánea, en donde el arte, la cultura y la tecnología conviven igual.

Nuestra aportación al diseño marca una diferencia. En el plano internacional, podemos decir que estamos a nivel de cualquier otro país; además, estamos también en la mira de muchos otros, y nos hemos vuelto una referencia para expertos creativos en todo el mundo. Cada año nos visitan cerca de 14 millones de turistas y muchos vienen a empaparse de lo que sucede aquí porque tenemos mucho que ofrecer.

Pensemos en un tapete tejido con fibras naturales y elaboradas con técnicas que preservan una artesanía, o en una pieza de mobiliario hecha de concreto que cambia nuestra percepción sobre este material. Pero tomemos en cuenta también procesos de producción eficaces, materiales amigables con el ambiente y sistemas que hacen más eficiente la comunicación. Porque la razón de ser del diseño consiste en solucionar problemas, cualesquiera que éstos sean.

Hablar de diseño no sólo se trata de objetos visualmente llamativos y de líneas congruentes, sino también de experiencias totales que tienen que ver con formas innovadoras de emplear la creatividad. La disciplina se ha ampliado tanto que rebasa las fronteras de lo que percibimos a primera vista, y se extiende hasta el universo del sonido. El diseño comprende muchos campos y sus muestras incluyen moda y joyería, objetos funcionales y mobiliario, pero también ilustración, animación y piezas audiovisuales que utilizan como base el diseño digital y las nuevas tecnologías. El caso es que se puede hablar del diseño en muchos sentidos, pero lo verdaderamente importante es sensibilizarnos y tomar conciencia del potencial y el impacto que esta herramienta tiene para mejorar aspectos como la cultura, la economía o el medio ambiente. Pues, ante todo, el diseño es un motor de cambio. En resumen, mejora en todos los sentidos el estilo de vida.

Poco falta para 2018 y que la ciudad reciba su nuevo título, pero mientras tanto, las celebraciones comienzan desde antes. La agenda de estos meses celebra al diseño en sus diferentes formas y a las mentes brillantes que se encuentran detrás. Aquí los eventos más destacados:

*Debido al sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, puede haber algunos cambios en la programación

 

ABIERTO MEXICANO DE DISEÑO (AMD) 

El Abierto Mexicano de Diseño considera al diseño como una disciplina que hace una gran aportación a la sociedad; por eso su programa hace énfasis en educar al público y acercarlo a éste desde un enfoque cultural. Desde su primera edición en 2013, la mayoría de sus actividades se concentran en el Centro Histórico. Todas se cuelan entre los museos,
las construcciones y los espacios públicos de la zona, como el MUNAL, el museo Franz Mayer y la Alameda Central, que durante cinco días se inundan de las diferentes exhibiciones, talleres, conferencias, proyecciones y recorridos guiados.
Éste es el cuarto año que se realiza, y los más de 130 eventos de esta edición incluyen una obra arte-objeto del estudio Cadena + Asociados, en colaboración con Ariel Rojo, y una instalación de luz de Cocolab, en el MUNAL. En el Franz Mayer, el estadounidense Devin Fleenor presenta la pieza
S.E.E.D., un cubo interactivo de 2.5 m de luz geométrica y láser, que al reaccionar a la actividad humana, produce distintos sonidos. Y en la Alameda Central, Savvy Studio presenta, en colaboración con Más, una pieza modular realizada en concreto, que explora las posibilidades utilitarias y estéticas de este material.

18 al 22 de octubre de 2017.
Distintas sedes en el Centro Histórico.
abiertodediseno.mx

DESIGN WEEK MÉXICO (DWM)

Tuvo su primera edición en 2009, cuando se dedicó una semana entera al diseño y sus distintas formas. A partir de entonces, recintos como el Museo de Arte Moderno, el Franz Mayer y el Museo Tamayo, además de espacios como el Parque Lincoln en Polanco, se han sumado al programa que durante cinco días celebra a la comunidad creativa. El proyecto —ambicioso, realista y bien ejecutado— presenta cada año un programa amplio conformado por distintos formatos, todos con el fin de ofrecer un espacio de exposición a los talentos más destacados, y unirlos con representantes de las esferas cultural, educativa, comercial y gubernamental. Como parte de su vasto programa, muchas cosas suceden de manera simultánea. Por
un lado, Design House, una casa en desuso cuyos espacios son transformados por un grupo de diseñadores, arquitectos e interioristas, muestra nuevas tendencias en interiorismo; en un ámbito más comercial, Diseño Contenido reúne a talentos de la talla de David Pompa y Ricardo Casas, quienes ponen a la venta sus productos en contenedores industriales en el Parque Lincoln. Sólo a unos pasos, en el teatro Ángela Peralta, se presenta una serie de documentales al aire libre, mientras que en el auditorio del Museo Tamayo se llevan a cabo pláticas y discusiones con ponentes nacionales e internacionales. También como parte del festival, en espacios públicos de colonias como la San Rafael y la Santa María la Ribera, se realizan una serie de talleres para toda la familia. Y como en cada edición, hay un estado y un país invitados: esta vez Puebla y Suiza son a quienes se les da la bienvenida. Para celebrar la tradición del país invitado, en el Museo de Arte Moderno se presenta 100 años de diseño suizo, donde se exhibe mobiliario y otros objetos funcionales tradicionales de esta cultura. Por todo esto —más lo que no cupo en estas páginas— queda claro que Design
Week cumple su objetivo y coloca a México al nivel de lo que está sucediendo en el plano internacional. Falta decir que, en conjunto con el gobierno de la ciudad, DW impulsó el proyecto para que la urbe fuera nombrada.

Del 11 al 15 de octubre.
Distintas sedes en la Ciudad de México,
incluyendo el Museo Tamayo, el Museo de
Arte Moderno y el Parque Lincoln en Polanco.
designweekmexico.com

 

 
 

Lee el artículo completo al subscribirte gratis a nuestra versión impresa